martes, 1 de noviembre de 2016

La pequeña isla caribeña de St. Marteen (San Martín) es famosa entre los aerotrastornados de todo el mundo porque la playa de Maho queda a pocos metros de la cabecera de la pista 10, lo que hace que los aviones que van a aterrizar allí pasen a muy baja altura sobre ella, lo que da para hacer fotos espectaculares.

Unas de las más impresionantes son las de los Boeing 747. Pero debida a la creciente popularidad entre las aerolíneas de los bimotores modernos, más baratos de operar, desde el pasado 28 de octubre ya no hay vuelos regulares de 747 a St. Marteen, pues KLM ha decidido empezar a volar allí con Airbus A330.

 Así que ya sólo queda poder cazar un 340 de Air France, que es la única aerolínea que mantiene vuelos regulares allí con un cuatrimotor, o algún 747 que venga en un vuelo charter.

Vía Microsiervos

0 comentarios: