lunes, 7 de marzo de 2016


Aunque había hecho una promesa de escribir casi a diario, la rompí y la rompí de verdad. Con casi 20 días de ausencia.

Aunque yo aplico eso de no dar excusas, siento que debo darle un explicación a quienes siguen este blog, desde cualquier parte del globo donde se encuentren.

La explicación es que tuve un pequeño cambio en mi vida laboral y debido a eso, mis horarios cambiaron. Ahora paso más tiempo en la calle que sentado frente a la computadora y cuando lo hago, es para trabajar en otras cosas.

Pero regresé y tengo anotaciones nuevas.

0 comentarios: