lunes, 30 de marzo de 2009

Frase proferida por Jesse Ventura durante tiroteo en la película predator cuando poncho le comenta que esta herido por una bala disparada por los rebeldes centroamericanos durante una supuesta misión de rescate, que fue supuestamente el origen de su misión. Más adelante predator le asestó un certero disparo quitándole la vida. Quizás si se hubiese limpiado, el disparo de pretator no le hubiese roto la camiseta de mtv.
Por cierto, Ventura se convertiría más adelante en senador por Minesota al congreso norteamericano. De luchador al congreso!

2 comentarios:

conchito dijo...

No tengo tiempo para sangrar

y creer que yo perdia mi tiempo en tonterias y mira!
aqui hay unas peores
jajajajja

conchito dijo...

JAJAJA
y CREER QUE YO PIERDO MI TIEMPO EN TONTERIAS
AQUI HAY UNAS PEORES