Más Destacado

Películas

Películas

[Peliculas][bsummary]

Memes

[Memes][bleft]

Humor

[Humor][twocolumns]

Buscar este blog

Disturbios en Brasil por error tipográfico

Igualito que aquí en Venezuela cuando las empresas se equivocan ¿verdad?
Con esto no quiero incitar a nadie a nada solo que da mucha envidia cuando el consumidor REALMENTE SE QUEJA y evita ser engañado por ofertas turbias.

El caso es que en Brasil una empresa "se equivocó" al mandar a imprimir el precio de los televisores y la gente con dinero en mano fue toda ilusionada a comprar su electrodomestico. Cuando llegan se consiguen con la sorpresa de que lo que le ofrecian era solo un decimo del costo real del tv.

Entonces pregunto yo
¿Para que carajo tienen contratados a tantas personas, correctores, diseñadores, supongo que algun periodísta y al final siempre hay errores? O es que no hay alguien que se de cuenta antes de encartar los folletos que cometieron una gran cagada?
Y saben que es lo peor del caso, que quienes cometen los errores de esa magnitud, siempre terminan conservando su empleo pero el pendejo que fue quien le echó bolas hasta el final, le dan su tremenda patada en el culo.

Noticia completa y fuente

Disturbios en varias tiendas de Brasil por un error publicitario

Decenas de personas exaltadas provocaron el lunes en distintos puntos de Rio de Janeiro disturbios cuando pretendían adquirir aparatos de televisión que habían sido anunciados erróneamente a un precio de unos 51 dólares, reportaron los medios locales.
Los consumidores abarrotaron las puertas de las populares Casas Bahia en distintos barrios de la ciudad luego de que en los diarios saliera un anuncio de venta de un televisor 26 pulgadas por 119 reales (51 dólares al cambio) al contado, cuando en realidad esa cifra correspondía apenas a una cuota mensual.
El disgusto de los compradores se hizo patente y en algunos casos acabó en alboroto, lo que obligó a algunas de las tiendas a cerrar sus puertas y a llamar a la policía para contener a los enojados clientes.
Muchos exhibían hojas y recortes de la propaganda anunciada, pero la Casa Bahia emitió un comunicado en el que aclaraba que hubo un error en la impresión de la propaganda y que el precio de la televisión era de 1.399 reales al contado (600 dólares).