Más Destacado

Películas

Películas

[Peliculas][bsummary]

Memes

[Memes][bleft]

Humor

[Humor][twocolumns]

Buscar este blog

Viejas jugueterias de Caracas

Hace unos días entré a una tienda con mi esposa y escuché las gaitas, ya diciembre se acerca peligrosamente y esto me recuerda mucho las tiendas donde de pequeño solía comprar mis padres los regalos de navidad.

Algunos se anunciaban en la tele y eran muy famosos otros solo lo hacían por la radio y bueno también se hacían famosos. Pero creo que los más famosos eran los que se encontraban en el bulevar de Sabana Grande y zonas cercanas.

Voy a empezar:

Sears: Para mi familia era casi una tradición ir a Sears todos los diciembre al sótano donde estaba el departamento de juguetes. Recuerdo que siempre que los vendedores veían a mi papá, se peleaban por atenderlo, y también recuerdo que en esa tienda por departamentos, vendían los adornos de navidad que apenas los apretabas mucho los quebrabas. Siempre se encontraban juguetes importados normalmente de EEUU y muchos llegaban a la par de la moda. En la actualidad después de ser Maxys y Supermaxys es la sede de Banesco.

Casa Senior: Esta juguetería que se encontraba un poco más allá en dirección a Chacaito de Gonzalez & Bolívar de Sabana Grande, era la competidora de una que todavía existe. Pero la casa Senior se especializaba en juguetes norteamericanos, de películas y muñecas a la moda. Recuerdo que mi mamá en ese lugar me compró mi X-Wing, y a mi hermana un bebé repollito (claro después de la respectiva pelea). Recuerdo que tenían una exhibición dentro de la tienda y era muy pequeña. Hoy en día es una tienda de ropa.

Bazar Bolívar: Pese a que era un especialista en vender telas, en la temporada navideña, inundaban el segundo piso de su tienda en Sabana Grande, de puros juguetes. En una de las épocas doradas de mi niñez, fue bendecido con la compra de un kit de seguridad completo Marco Polo y su respectiva patineta de madera larga, característica de los años 80. Y evidentemente me fui a estrenarla en la pista que había de patines donde hoy está citimarket. Bazar Bolívar no se en que se convirtió hoy en día, tengo tiempo sin pasar por ahí.

American Toy Store: Una pequeña tiendita ubicada en los Chaguaramos, se podían encontrar una gran cantidad de juguetes para los más grandes como kits para armar aviones, Tente, Lego especializado, además de una gran colección de juguetes Japoneses. Recuerdo que cuando papá trabajaba en la UCV e iba a la caja de ahorros, siempre pasábamos por esa tienda. Ahí me pude comprar mi primer Mazinger Z. Actualmente hoy es una tienda Digitel.

Jugetería El Rosal: Ubicada en la Avenida Pichincha, era una de las tiendas de juguetes más grande que había visitado cuando era niño. La exhibición constaba de 50 metros de vitrinas donde podías degustar todo tipos de juguetes. Desde los Fisher-Price hasta los Manaplas. En esa juguetería fue mi primer encuentro con los MUÑEQUITOS DE LAS GUERRAS DE LAS GALAXIAS. Para muchos son figuras pero para mi siempre han sido juguetes (que todavía conservo por cierto), si se que son caros pero para mi siempre fueron juguetes (algo de Andy de Toy Story). En aquella época recuerdo que fuimos con la mamá de Luis y su hermano. Mi mamá me compró 2 muñequitos aquella vez: Luke Pilot y R2-D2 y a mi hermana Princess Leia blanca. Mis amigos se fueron tristes porque a ellos no le compraron, pero después me superaron y creo que hoy siguen coleccionando. Lamentablemente la juguetería cerró y se convirtió en un conjunto de edificios.

En el Centro:

La Marron Import: Una de las tiendas más conocidas en los años 80 por sus precios, se ubicaba justamente al comienzo de el bulevar de La Marrón. La entrada era una escalerita y una vez dentro tenía unas vitrinas tupidas de juguetes. Recuerdo que muchas veces salían en televisión un robot y decían exclusivo de importadora Arelis, pero igualmente lo conseguías en La Marrón Import. Hoy en día es una tienda de venta de ropa interior.

Almacenes Navarro: Ubicado casi al lado de el Liceo Avila, era una de esos secretos bien escondidos de la ciudad. Traían lo mismo que otras jugueterías pero mucho más barato. Lo malo era que tenías que comprar por volumen pero no había problema, para ellos volumen era más de tres piezas que recuerdo que mi papá, el de Luis y de Omar se reunian para comprarnos los juguetes y les salían más barato. Hoy en día es un deposito de la tienda de al lado.

Con respecto a las tiendas que no nombro es porque todavía se mantienen con vida en mayor o menor medida.