martes, 27 de mayo de 2008

Desde hace unos meses vengo escribiendo sobre la incomodidad que significa viajar en la monopolica Conferry, debido al gran deterioro que exhibe toda la flota (inclusive la nueva), pese a los esfuerzos que han hecho (hay que reconocerlo) en tratar de refaccionar y acondicionar sus naves, pero no solo eso deben acomodar sino también su servicio de tierra, (anfitrionas malencaradas, supervisores que tratan a los pasajeros a las patadas, vendedoras de boletos sordas, etc).
Muchas de esas quejas se pueden ver en el blog de ferryabuso que desde hace algún tiempo se van recogiendo gracias a la colaboración de muchos usuarios ya obstinados del MAL SERVICIO. Yo tambié he colaborado cansado del mal servicio porque soy una de esas personas que dice "mi dinero vale y no puedo permitir que hagan lo que da la gana con él".
El pasado fin de semana por compromiso laboral me tocó ir a la Isla de Margarita y aproveché y me fui con carro y familia. Pero con la inteción clara de NO MONTARME EN CONFERRY, sino podía seguro me podía ir en Gran Cacique sin carro.

Lamentablemente después de llegar a Puerto La Cruz me enteré que el nuevo servicio de Ferryven no funciona en esa ciudad sino en Guanta pero todavía las naves no están transportando vehículos, así que seguí hasta las famosas CHALANAS de Cumaná.
Cuando llegué a Cumaná (después de la respectiva perdida en la ciudad), pude llegar al puerto donde se encuentra Naviarca, una pequeña y poco conocida empresa de transporte que viaja a la Isla de Margarita y cuya punta de lanza es el Gran Cacique Express.

En el lugar luego de informarme, hablé con el despachador (el señor Luis) el cual me dio un ticket y compré el boleto para mi familia y vehículo. Esperamos una hora mientras llegaba el barco y descagaba. A la 1 de la tarde ya estaba embarcado en el Caroni.


Pese a ser un barco de carga (gandolas y camiones), el recinto donde viajan los pasajeros es excelente, butacas tapizadas, aire acondicionado, un buen servicio de bar-cafetin y sendas pantallas LCD de 42 pulgadas a cada lado de la sala. Los baños, bueno tienen que verlos para que después opinen porque si los describo no me lo van a creer.

El traslado duró 4 horas pero con una comodidad comparable de una clase turista de avión, por lo que el tiempo pasó bastante rápido dentro del lugar.

El regreso fue un poco más accidentado debido a que se trataba de un fin de semana, por lo que si tuvimos que esperar 1 barco más para poder abordar y regresar a la ciudad de Cumaná.

Conclusiones: Se que no es facil mantener medios de transporte y menos cuando se enfrentan a las inclemencias del mar caribe, pero si estás CANSADO DE SER MALTRATADO POR CONFERRY y de las pocas comodidades que brindan sus barcos (a excepción del nuevo), pudieses manejar un poco más hasta la ciudad de Cumaná donde encontraras un ambiente menos estresado, unas personas más amables y siempre con sonrisas en la cara a pesar de lo malo.

No es publicidad pero uno tiene que ver y probar las alternativas para poder decidir, ¿no crees?

3 comentarios:

Frank dijo...

Saludos a todos, les comento que recientemente cometi el terrible error de viajar con Naviarca de Margarita saliendo desde Cumana y la experiencia fue realmente aterradora.
Para empezar el area del puerto y embarcadero es algo parecido a un vertedero de basura y agua negras, aun estoy sorprendido que por ese mismo puerto entre la gran mayoria del atun que se consume en Venezuela, Pero esto es solo el abre boca. al igual que Conferry, Naviarca tampoco sale a tiempo, el promedio de espera es de 2 a 8 o mas horas segun los comentario que recogi en el lugar, por suerte en mi caso solo fue de 3 horas y medias. La verdadera pelicula de terror empieza cuando uno ve peligrosamente asercandose al puerto una gigantesca lata de basura oxidad y a la deriva, la sorpresa ocurre cuendo los "vaquianos" dicen que ese sera el "ferry" en que nos iremos. Si al observar con mas detenimiento realmente decubre que si es una especia de objeto flotante parecido a un barco que transporta vehiculos al aire libre. Pero esto es solo el inicio una vez embarcado, actividad por demas nada facil debido al increible despelote, desorganizaciòn y matraca de los personajes de Naviarca, uno se da cuenta que todo el barco esta oxidado, sucio y maloliente. En el interior no funciona bien el aire acondicionado por lo que la unica opcion es o viajar dentro de su vehiculo o en alguno de los increiblemente incomodos asiente exteriores. Cuando el objeto flotante empieza a andar y uno descubre la terrible velocidad a la que se dezplaza y escucha a los "vaquianos" decir que se tardara 5 horas en lagar a Margarita, llegue a la conclusion de que ni siquiera tenia motor y que un par de negros papeaos habrian pateado el barco para que este se fuera a la deriva hasta Margarita. Para que tengan una mejor idea de lo lento del desplazamiento casi 30 o menos minutos despues de partir se empieza a observar la isla de Margarita pero parece que nunca se llegara. En el "cafetin", por llamarlo de alguna manera, no venden nada que se pueda considerar decente para tratar de apaciguar el hambre o la desesperaciòn por bajarse de tal enjendro. Yo viaje con mi esposa, que estaba cumpliendo años ese dia, y mis dos suegras, si tengo dos suegras una legal y una importada de los Estados Unidos ya que mi esposa fue estudiante de intercambio, y mi suegra americana estaba realmente asombrada de que algo asi fuera capaz de navegar y mucho menos de transportar vehiculos y personas. Ella sabiamente bautizo a estos "barcos" como "HellBoats" dignos de filmar una escalofriante pelicula de terror. Ni hablar de lo horiible que fue el regreso ya que en Punta de Piedras el despelote, desorganizacion y matraca es aun peor que en Cumana.

En conclusion esta compañia no se la recomiendo ni siquiera a un enemigo. Me parece increible que permitan navegar a este tipo de poncheras gigantes. Al final creo que todos debemos seguir muriendo con Conferry, si se desea viajar con vahiculos, al menos los buques parecen estar en mejor estado o esperar que surjan nuevas alternativas como la que al parecer funcionara desde Puerto Cabello.

Mi esposa y yo determinamos que la mejor opcion es hacerlo por avion y alquilar un carro en la isla.

Saludos y no digan que no se los adverti.

David Rosas dijo...

Es muy valedera tu opinión Frank, ya que cada uno de nosotros tiene una vision diferente por las experiencias vividas.
En mi caso cuando viaje en esta empresa, puedo comentarte que fue excelente o por lo menos el trato no fue similar al tuyo. Cabe destacar que fui FUERA DE TEMPORADA que terminó oficialmente el pasado lunes.
Lamentablemente el titular es Alternativa a Conferry, y creo que es la única porque hasta donde tengo entendido, Ferryven (la empresa del estado) al parecer la quebraron antes de empezar.
Saludos

Frank dijo...

OK David, ya que este blog se refiere a Naviarca como alternativa a Conferry al menos procederé a hacer algunas recomendaciones a todos aquellos que decidan viajar con esta opción, es mi deber como ciudadano de la república.
Primero que nada debe estar dispuesto a sudar como un cerdo al horno, estar 5 horas respirando olores desagradables, a caminar dando tumbos por el mareo y armarse de una paciencia realmente titánica bien sea mientras espera que salga el barco o mientras esta en el. En tal sentido será mejor si lleva cierto entrenamiento al respecto lo cual hará menos horrorifica su travesía.
Para dicho entrenamiento hay dos opciones:
La primera y la que recomiendo: entrenarse encerrándose durante 5 horas seguidas en un sauna así se irá acostumbrando al calor que sentirá en los barcos de Naviarca, para el mal olor es bueno que lo encierren con un zorrillo, un perro muerto o el Gordo Hijo de P. de Austin Power, lo cual creara un ambiente de olores similares o los que sentirá en el barco, para simular el mareo llévese también una botella de anís, una de Vat69 y otra de caña clara y alterne una trago cada 5 minutos, al cabo de un rato ya estará arrastrándose por el sauna tal como lo hará en el barco. Puede ir realizando esto de manera progresiva y cuando llegue a soportar las 5 horas estará lista por viajar con Naviarca.
Este método puede resultar un poco costoso pero es el más seguro y progresivo. El segundo método es “gratis” pero resulta peligroso:
Solo tendrá que soportar 4 o 5 cadenas consecutivas del innombrable y préstele atención a todo lo que diga, verá como empieza a sudar, se mareara, sentirá escalofríos, sentirá que todo huele mal, tendrá ganas de vomitar, de llorar, se desesperara, querrá irse del país, etc., etc., etc.
Aunque este método es muy económico ya que no tendrá ni siquiera que salir de su casa y que sí lo sobrevive se dará cuenta que es muy efectivo, no lo recomiendo por el alto grado de daño cerebral permanente al que estará expuesto.
Si logran realizar completas cualquiera de estas dos recomendaciones estarán listos para viajar con Naviarca.
Por cierto tienen que estar dispuestos a que le rayen el carro, se orinen encima de el o consiga al alguien sentado en el capo o maleta del mismo.
P.D:: si David con respecto a Ferryven creo que tienes razón, pero yo me refería al Consorcio Venezolano Naviero Turístico del Caribe C.A. (Coventurca) que en teoría arranca este año desde Puerto Cabello a Margarita con dos buques chinos completamente nuevos. Amén.
Saludos.