Más Destacado

Películas

Películas

[Peliculas][bsummary]

Memes

[Memes][bleft]

Humor

[Humor][twocolumns]

Buscar este blog

Ahora dicen que SI existe el Punto G

Bueno y lo peor del caso es que según el estudio de los CIENTIFICOS no todas las mujeres lo tienen, es decir... mejor leer noticia:

Comprobado científicamente: el Punto G existe

Hemos oído hablar de él miles de veces. Siempre ha sido un tema recurrente en todas las conversaciones sobre sexo (en la práctica también, por supuesto). El mítico, el ansiado, el buscado Punto G, existe. Y lo dicen los científicos.

Así lo asegura el investigador italiano de sexología médica de la Universidad de L'Aquila, Emmanuele Jannini. El denominado interruptor de placer ha sido fotografiado. Como lo oyen (o leen). Está escondido en un pequeño espacio entre la uretra y la vagina, y tiene un espesor superior a lo normal.

Sólo hay un pequeño problema. Que no todas las mujeres lo tienen. ""Sobre ellas es imposible intervenir. Estas mujeres sólo podrán disfrutar de orgasmos clitorianos", ha explicado Emmanuele Jannini. No desesperen, mientras se puedan disfrutar, no importa de qué tipo sean los orgasmos.

Parece mentira que durante tanto tiempo hombres y mujeres lo hayan estado buscando desesperadamente. Y ahora resulta que no todas las féminas lo tienen. Muchos ya podrán dormir tranquilos esta noche.

La radiografía del Punto G fue realizada con un método ginecológico muy común, la ecografía vaginal transversal. Para ello se reunió a un grupo de mujeres jóvenes a las que preguntó si tenían orgasmos vaginales. En aquellas que declaraban tener esta clase de orgasmos se demostró que presentaban este espesamiento inusual entre la uretra y la vagina.

"Hemos demostrado con seguridad la existencia del Punto G en alguna mujeres. Y también la posibilidad de descubrirlo de una manera simple, con una ecografía habitual", ha declarado Janini. "Con este descubrimiento termina la época de la sexología basada en las opiniones". ¿Y qué será ahora de Lorena Berdún?

Mujeres, tranquilas. Si sois de aquellas que teneis esta limitación, se puede subsanar, sólo en algunos casos, con tratamientos hormonales. Aunque a veces es mejor vivir en la ignorancia y seguir echandóle la culpa al de al lado.

Fuente