jueves, 1 de noviembre de 2007

Frase dicha por el actor Pedro Javier Viveros quien interpretaba a Cirilo en la serie o novel a infantil Carrusel de niños, cuando María Joaquina, la niñita rubia, ojos claros y hasta con guantes para ir a la escuela interpretada por la actriz Ludwika Paleta, le hacía desplantes al negrito Cirilo.

De quien no recuerdo el nombre era el gordito cachetón que siempre andaba sonriente, que se me parece al del video de Edgar Cae


Por cierto el chamito (Edgar) hasta grabó un comercial burlandose de si mismo que es este

1 comentarios:

Anónimo dijo...

La frase no la decía el personaje de Cirilo a María Joaquina, la decía el personaje de Jaime Palillo (el gordito que se parece a Edgar el del video) a la maestra Jimena (o a otras personas también)cuando esta le preguntaba algo difícil.